Ir al contenido principal

Click Aqui

La marihuana como remedio

Foto por: AFP

La marihuana inhalada alivia (...).

Los efectos sobre el organismo le han abierto un espacio de investigación médica a esta planta.

Por: CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ

Antes de que el Convenio de Ginebra la confinara (en 1925) al cajón de las sustancias ilegales junto al opio, la heroína, la morfina y la cocaína, la marihuana o cáñamo, como también se la conoce, llevaba milenios siendo utilizada con fines medicinales por los chinos.

Ellos se encargaron de difundirla por la India y el sureste asiático, desde donde saltó, calladamente, a Roma y luego al resto de Europa durante la Edad Media.

A partir de entonces, el conocimiento sobre sus propiedades empezó a desvanecerse en el norte del Viejo Continente, hasta que el cirujano irlandés William O’Shaughnessy la sacó del clóset en 1842. Este doctor, quizás inspirado en la medicina tradicional china, decidió recomendarla a sus pacientes para manejar los síntomas del reumatismo, el asma, las convulsiones y el dolor. Pero su éxito solo duró hasta que su uso se relacionó con efectos nocivos sobre el sistema nervioso central, a comienzos del siglo XX. Desde ahí, la historia de la marihuana ha estado pasada por el filtro ignominioso de la ilegalidad y el tabú, con las puntuales excepciones médicas de rigor. Y son precisamente estas las que han animado a investigadores del mundo a estudiar sus usos y propiedades farmacológicas. Sus hallazgos, valga decirlo, han mantenido vivo el debate en torno al cannabis.

La palabra marihuana no hace referencia a una sola sustancia; la cannabis sativa cuenta con cerca de 400 compuestos, 60 de los cuales tienen estructura química cannabinoide; en ellos el tetrahidrocanabinol o THC (aislado en Israel, en 1964, por Yechiel Gaoni y Raphael Mechoulam) es su principal producto psicoactivo, sin desconocer que el cannabinol y el cannabidiol también se han relacionado con acciones farmacológicas.

Muchos ignoran que estos cannabinoides actúan en el cuerpo porque existen receptores específicos para ellos, especialmente en el sistema nervioso, y si el organismo tiene receptores para elementos contenidos en la marihuana, es porque él mismo los produce. Eso quiere decir que si el cuerpo fabrica la anandamida, el araquidonil-glicerol, la virodamina y la arquinodoil-dopamina, que son hermanos de los cannabinoides, es porque los necesita. A partir de este conocimiento se plantea la existencia de un sistema cannabinoide endógeno, cuyas funciones son objeto de rigurosos estudios. Gracias a eso ya se sabe, por ejemplo, que dicho sistema está relacionado con la coordinación del movimiento, el aprendizaje, la memoria, el control emocional y la forma como el cuerpo transmite el dolor. También que algunas enfermedades alteran la concentración de los cannabinoides propios, lo que se manifiesta con síntomas específicos.

Los siguientes son algunos usos medicinales de la marihuana, según la evidencia científica disponible.

Alivio del dolor

Los cannabinoides bloquean los impulsos dolorosos. Un estudio hecho por la Universidad de California en el 2007 y otro por la Universidad de McGill en el 2010, que se suman a distintos ensayos clínicos llevados a cabo por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, demuestran que la marihuana inhalada alivia el dolor neuropático.

En el 2008, la Universidad de Miolan encontró que el uso estandarizado de la cannabis sativa produjo alivio total en la hiperalgesia (dolor exagerado y sin control) producida por desórdenes nerviosos que no responden al tratamiento convencional.

Los investigadores han demostrado que en el cerebro y en la médula espinal hay unos receptores llamados CB1, que son específicos para THC, y en la periferia hay CB2, que se relacionan con el control del dolor inflamatorio. Al parecer, estos logran controlar los dolores causados por el cáncer y las molestias crónicas, es decir aquellas de larga duración, que no se calman con analgésicos comunes.

También se ha probado que los cannabinoides inhiben o liberan moduladores que bloquean la alodinia y la hiperalgesia, propia del dolor neuropático, como la neuritis herpética, la neurálgica del trigémino y los dolores centrales que no ceden al manejo convencional.

Los THC estimulan el apetito en personas con la anorexia que se produce en pacientes de cáncer y sida; también se ha evidenciado un efecto positivo en la llamada anorexia nerviosa. Un estudio publicado por The European Journal of Nuclear Medicine and Molecular Imaging encontró que esta extrema falta de apetito causa una alteración en el sistema cannabinoide; de modo que si se equilibra, el apetito regresa.

El THC y el cannabidol tienen un efecto significativo en las vías neurológicas que regulan las náuseas y el vómito, que deterioran la calidad de vida de los pacientes con cáncer. Prueba de ello es el metaanálisis publicado en European Journal of Cancer Care.

La planta también es usada para el manejo de la espasticidad, que es el aumento anormal de la contracción muscular por acción del sistema nervioso central. Es una condición incapacitante y dolorosa que acompaña a enfermedades que comprometen seriamente el cerebro o la médula espinal, como la esclerosis múltiple, los traumas medulares o la degeneración de las neuronas. La investigación clínica ha demostrado que este proceso está regulado por el sistema cannabinoide. Se encontró que la activación con THC de los receptores CB1 disminuye el síntoma, al igual que la rigidez y el temblor. También se mejora la capacidad de movimiento.

El glaucoma y otras enfermedades

Los cannabinoides disminuyen la presión, lo que le ha abierto un espacio como potencial herramienta contra el glaucoma; ya hay varios que se utilizan con este fin.

Algunas investigaciones han probado que la estimulación del sistema cannabinoide retarda la progresión de males como la enfermedad de Huntington, la encefalomielitis, el síndrome de Tourette y algunos tipos de epilepsia. A lo anterior se suman algunos beneficios antiproliferativos de los cannabinoides que, a nivel experimental, inhiben el crecimiento de tumores del sistema nervioso, como el glioblastoma, tal como lo evidencia una revisión publicada en Support Care Cancer. Los canabinnoides también han funcionado como broncodilatadores en pacientes asmáticos y como coadyuvantes en el manejo de adicciones a la heroína, al cigarrillo y a la cocaína.

¿Y los efectos adversos?

Dado que se trata de moderadores del sistema nervioso, es natural que los canabinnoides causen efectos adversos que van desde mareos, fatiga y debilidad muscular hasta la desorientación, pérdida de memoria, alteraciones en la coordinación, ansiedad y alucinaciones. Quienes usan crónicamente estas sustancias pueden sufrir disforia, ansiedad, irritabilidad, insomnio y pérdida del apetito, acompañada de depresión, al suspenderlos. Estos efectos dependen de cada individuo, de la dosis y de las características del producto consumido.

El cannabis y sus derivados deben ser considerados una alternativa terapéutica. Sus efectos y el desarrollo de nuevas presentaciones y vías de administración permiten un control y dosificación dentro del campo médico que lo alejan del espacio negativo que se le confiere desde la óptica judicial.

¿Y en Colombia qué?

Carlos Arturo Carvajal, Master Trainer en tratamiento y rehabilitación del programa mundial Treatnet de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito en Colombia (UNODC), coautor de la Declaración de Principios Rectores de la Reducción de la Demanda de Drogas -aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1998-, y quien durante casi dos décadas se desempeñó como funcionario, consultor y miembro del grupo internacional de expertos de la ONU en temas de drogas, afirma:

“En Colombia, paulatinamente se ha venido superando la visión prejuiciada del uso de marihuana como un fenómeno insano o patológico, y el estereotipo del usuario como una persona perturbada, escapista, desviada o que requiere tratamiento psiquiátrico. Se ha demostrado profusamente que la inclusión de la marihuana en las convenciones internacionales sobre estupefacientes tuvo fundamentos políticos, religiosos y sociales distintos y alejados de bases científicas o de salud pública. La legalización de la marihuana es mucho menos problemática, difícil, costosa o inconveniente que la legalización y la regulación de la cocaína o la heroína. Sus beneficios, como los terapéuticos, desde una múltiple perspectiva, podrían ser enormes, incluida la reducción del narcotráfico y los delitos conexos. Vale la pena intentarlo; es el momento. Son variadas las opciones. El debate debe superar ya la disyuntiva simplista e inmovilista entre el sí y el no, los pros y los contras. Hay que hablar ya del cómo”.

Fue sugerida

En 1991, un equipo de la Universidad de Harvard comprobó que el 44 por ciento de los oncólogos que respondieron a una encuesta recomendaron a sus enfermos, en privado, fumar cannabis con el fin de aliviar los efectos de la quimioterapia.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ
Asesor Médico de EL TIEMPO

Comentarios

AYUDANOS CLICK A LOS ANUNCIOS

Entradas populares de este blog

Animador dominicano junto a Don Francisco ahora por Telemundo

Fernando Delgado, el animador dominicano que estuvo durante varios años con Don Francisco en "Sábado Gigante", pasa a formar parte  del staff del espacio que ahora conduce el productor de televisión chileno en la cadena Telemundo.Delgado expresó estar completamente agradecido que Don Francisco. le haya tomado en cuenta y llevarlo consigo en su mudanza hasta Telemundo. Durante un buen tiempo este talentoso criollo -oriundo de Bonao- estuvo fungiendo como animador del público.El también cantante profesional tiene varios años radicado en La Florida donde además se desempeña como animador de eventos y realiza una especie de “Show Man” en "La Ceniza" de Miami.  Mario Kreutzberger -nombre real de Don Francisco- inició  su nuevo proyecto el pasado domingo 9 de octubre bajo el nombre de "Don Francisco te invita", una revista de variedad donde cada semana el reconocido presentador y productor de televisión entrevista a personalidades del mundo del entretenimiento…

Pacquiao admite haber consumido drogas

Por  GUSTAVO MIRÓN El boxeador filipino Manny Pacquiao dice que consumió todo tipo de drogas en su adolescencia, pero luego se convirtió en un campeón.Manny Pacquiao, boxeador filipino, confesó este jueves haber consumido todo tipo de drogas durante su adolescencia, adicción que le duró durante varios años antes de comenzar su carrera como pugilista profesional.Pacquiao sorprendió con estas declaraciones debido a la imagen que tiene con el pueblo filipino, donde ahora se desempeña como senador. "PROBÉ DROGAS... MUCHOS TIPOS DE DROGAS, TODO TIPO DE DROGAS ANTES DE CONVERTIRME EN UN CAMPEÓN”, REVELÓ PACMAN.

Lo anterior en apoyo al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, cuya ofensiva antidrogas ha dejado en tres meses más de 3 mil muertos, en su mayoría consumidores y pequeños traficantes.Pacquiao, aliado cercano de Duterte, dijo también que el mandatario fue ungido por Dios para disciplinar a los filipinos, por lo que se debe respetar su autoridad."EL PRESIDENTE NO SABE MI …

Locutores “Sin sal ni pimienta”

La comida sin sal ni pimienta por lo general nos parece insípida, la ventaja que sobre la mesa hay sal por si uno gusta ponerle a la comida para tomar un poco de saber, aunque los buenos cocineros opinan que la sal y pimienta se pone desde antes para que al cocinarse la comida ya tenga sabor…pero y en el caso de los locutores?Hay locutores que tienen su propio estilo, también existe el típico que se la pasa imitando a otros, y por supuesto aquellos que solo parecen presentadores de canciones y son buenos para decir la hora…pero y  dar una nota de cualquier tipo? o realizar un concurso?  Y ni que decir de hacer las menciones de patrocinadores que les toca en su turno al aire…Los clientes mandan una información de sus productos o negocios a promocionar y el locutor tiene el compromiso de poner de su propia “cosecha” el estilo de la mención, no solo para dejar contento al cliente o patrocinador sino para convencer al auditorio.El problema que es común que se presente en una cabina de rad…