Locutores “Sin sal ni pimienta”

La comida sin sal ni pimienta por lo general nos parece insípida, la ventaja que sobre la mesa hay sal por si uno gusta ponerle a la comida para tomar un poco de saber, aunque los buenos cocineros opinan que la sal y pimienta se pone desde antes para que al cocinarse la comida ya tenga sabor…pero y en el caso de los locutores?

Hay locutores que tienen su propio estilo, también existe el típico que se la pasa imitando a otros, y por supuesto aquellos que solo parecen presentadores de canciones y son buenos para decir la hora…pero y  dar una nota de cualquier tipo? o realizar un concurso?  Y ni que decir de hacer las menciones de patrocinadores que les toca en su turno al aire…

Los clientes mandan una información de sus productos o negocios a promocionar y el locutor tiene el compromiso de poner de su propia “cosecha” el estilo de la mención, no solo para dejar contento al cliente o patrocinador sino para convencer al auditorio.

El problema que es común que se presente en una cabina de radio es que el locutor toma la carpeta en donde viene su mención y la lee tal cual viene escrita, y que creen? eso lo hace día con día, sonando repetitivo y peor aún aún, sin estilo ejemplo.

Café marino, prueba el tradicional, capuccino en 6 sabores, de grano, en toda ocasión,  que buen café!”

Eso lo lee tal cual un locutor sin sal ni pimienta un locutor que no se prepara previo a la mención y darle su propio toque…

Sin embargo hay locutores apasionados con su profesión que le plasman su propio estilo ”Qué rico es amanecer, tomar el periódico acompañado de una rica taza de café, por supuesto, que se café marino, señora ya lo probó? apoco le llegó el olor? pase, la invito a disfrutar de una rica taza de café…ah que delicia!”

Eso es tener estilo propio, lograr que al auditorio se le antoje esa taza de café, y no solo eso, sino que realmente crean que el locutor se está tomando esa rica una taza de café…pero por qué a algunos se les complica tanto? qué acaso hacer Radio no les apasiona? , bueno, algunos se convierten en simplemente en un locutor insípido que no le pone sabor a la noticia, ni a una mención y mucho menos al realizar su programa día con día, suele ser un asunto inexplicable el tener que entender que exista un locutor, en una Radio con buen raiting, con compañeros seguramente preparados ante un micrófono y aun así que no se pongan las pilas para tratar de hacer las cosas bien , por lo que hoy los hemos denominado “Locutores sin sal ni pimienta” y usted que me lee, dígame si le gusta sintonizar a un locutor así

Comentarios